martes, 26 de mayo de 2009

A propósito de Bécquer y Cirlot



A propósito de Bécquer y Cirlot
Temo la incertidumbre  
Pero deseo
                  las variaciones    
Porque invariablemente me ahoga      
El cíclico sopor de la vida            
Tan corta cuando Garcilaso contemplo
Lo pasado y tan tediosa ahora
Con Dante en la mitad      
Siempre de vuelta
Las oscuras golondrinas
Las oscuras madreselvas las crueles
Madreperlas madreselvas  
Trepando monótonas
Tristes solemnes indemnes
Para alcanzar el muro          
Absorto y de rodillas
Para alcanzar el vuelo 
Para alcanzar el cuello
Y rodearlo y apretar
Y seccionarlo
Y arrojarlos luego
                             cabeza y corazón                 
Como se ofrenda un sacrificio
Ante el altar desengañado  
Por el balcón cuajado
De rocío y vencejos
                  muertos
Los dos

--MMM--


Fotografía: © Gareth Phillips Photography

viernes, 15 de mayo de 2009

Vespa





                                             Y, por supuesto, tiene que haber algo equivocado
                                          en querer silenciar cualquier canción.

                                                                                                  Robert Frost


Sé que me quiere
Y yo lo quiero
Podría decirse sin miedo
A equivocarnos mucho
Que nos queremos

Pero

Todavía 
             veinte años 
                       de nada 
Siento el impulso de arreglarme
Y bajar corriendo al portal
Cuando el cristal de la ventana revienta
Y reverbera tu nombre
En el tubo de escape
De una moto que da la vuelta 
A mi manzana
Atrapada como yo
En un scalextric de alquitrán
Y de recuerdos
En el surco 
Que labraste tarde a tarde
En el asfalto de mi calle
En las noches que perseguíamos
Veloces y la sangre
De los mosquitos 
Estrellados en las bocas 
                         en las lenguas
                                         felices 



B. Vargas Tinajero 

domingo, 3 de mayo de 2009

Y una lágrima tuya como dijo Peret

                                    



                                      ...en la arena cayó
                                              Radio Futura


Contenían tus párpados la luz
De todo aquel verano adolescente
Y absorto los besaba de rodillas
Ebrio de ellos y de alcohol
                                            y tanto Bécquer
Con sus versos anidados en mis labios
Hasta quedar ante tu altar dormido
Arrullado por el mar como el pirata
De Espronceda sin bajel
Pero en tu boca

Y el sueño me arrastró a la pesadilla
A la marea del tiempo y de los años
Yugo hundido tanto tiempo en brazos de otras
Saltando por las camas como un sapo
En el lodo viscoso de las charcas
En el tacto anfibio de otros cuerpos
En el ahogado
                       Leteo inconsciente de no verte
En el Bósforo tramposo que atrapó a Leandro
En la maldición de siempre
                                           el veneno
Princesa encantada de ti misma
Sirena mareada
Dejada en tierra junto al muelle
Y desvalida

Despertaste tú primero a la resaca
Melancólica de olas en la orilla
En la arena aterida y despeinada
Descalza Judith
Dido desnuda para arrojarse al fuego
Triste Eurídice sin Orfeo ni flauta
Por Píramo plantada Tisbe
Sin atisbar nada
Resacosa Gilda
                           recostada maja

La ropa mojada
El rímel corrido
La virtud intacta

Hinc illae lacrimae


--MMM--

Fotografía: © Mary Ellen Mark