lunes, 9 de diciembre de 2013

Gold filled




Me montó en su grúa unas horas antes 
Me había hecho reír y el coqueteo
Funcionó y al bajar le di mi número
Parecía normal limpio y cabal
Lo suficientemente bueno fíjense
Como para quedar conmigo el viernes
A pesar de mis gafas y mis pelos


La noche de la cita guapo envuelto 
En dos botes calculo de Agua Brava 
Y un Fortuna en su boca tutto tremante
Negro zahíno el pelo la sonrisa 
Nerviosa hola reflejo de la mía  

Nos sentamos pedimos unos sándwiches 
                                       qué bien nos gusta lo mismo
                                       love is in the air

Eres profe qué bien

Y de pronto la soga el brillo 
                         destello homicida  
De su cadena morcilla
De Burgos dorada al cuello

Y ya solo podía ver la cadena  
Nudo gordiano de mi deseo
Y la mancha de mayonesa 
                            el brillo
 
En la comisura de sus labios  
El oro que maldijo Midas
Y la lechuga entre sus dientes  
El cordón umbilical descomunal
Que no había terminado de romper con su ex  
      le di todo      
                         me dejó                          
                                            esto parece una canción de Maná
El eslabón

Límpiate la boca de una vez 
Le acerqué el servilletero discreta
Y el muy cerdo se limpió 
Con el dorso de la mano
                                       aceitosa 
 
Que luego puso sobre la mía 
                              otra mancha 
                              más lechuga  
                     su ex otra vez
                              su camisa abierta 
Los Chunguitos
                              dame veneno

En mi cabeza 

El cordón
Y a qué te dedicas 
                            si te recogí ayer
                            jajajá
                            ayayai
                            blablablá


Límpiate por favor esa boquita
              pero qué guarro 

              era comiendo
Y esa cadena inmensa 
Que seguro que tenía
Que tirarle de los pelos
De los huevos

El frío brillo   
Plateado del tenedor 
Me ofreció consuelo
Respiré hondo  
Lo agarré fuerte 

Y qué quiere que le diga 

La culpa fue del cordón 
                                      señoría

 B. Vargas Tinajero