martes, 1 de abril de 2014

Delenda


                            
                                Tan perdido estará como Cartago
                                 que con fuego y con sal borró el latino.
                                                                   Jorge Luis Borges

No el repiqueteo del agua fría
El crepitar de la llama muda quiero
Sal ardiente 
En mis ruinas malvas
Abrasando todo
Cuanto una vez creímos grande
Y desafió terca e inútilmente 
Este lento deshacernos

Y así
Desnuda de dolor y de belleza
Noche y cal esparcidas
Sobre la piedra parda
Descansar la mente
En este desierto de cenizas frías
Hasta que el corazón responda
                                            contra mi voluntad
                                                           de nuevo 
Al tibio susurro
A la llamada queda
De alguna pavesa que conserve
La fatídica letanía 
El eco inextinguible
De tu nombre

B. Vargas Tinajero
Imagen: © Claude Dityvon