viernes, 30 de mayo de 2014

Noctámbula





                                   "Can you feel it coming in the air of night?"
                                    Phil Collins

                                   "¿No le conoces y le llamas en la oscuridad?"
                                   El Malo


Caen las persianas y la vida
Estalla en haces de luz violenta
Esparcida sobre el manto negro rutilante
Lo ocurrido hoy
                                 no importa
Lo que venga después
                                 quién sabe 
Con un poco de suerte 
Alguien habrá echado el cierre
Con un poco de suerte 
Alguien se habrá tragado la llave
Y la habrá cagado en cualquier esquina

Ojalá no hubiese nada

Sube de la tierra una bocanada de aire
Frío y viejo
Entre el martilleo de los relojes
Todo me parece posible
Hasta morirme
De hastío o de belleza
De esta sobrecarga brutal y electrizante
De información inconexa 
Mi imaginación perturbada me lleva
Irremediablemente
A callejones oscuros y bares 

Qué lugares

Y con mis gafas de sol puestas
Salgo de la tumba que habito 
Y me uno al ejército de zombies
De criaturas nictálopes que acabarán 
Acabaremos ciegas dobladas
Sobre cualquier charca o riachuelo
De meados o de vómitos
Maniquís descoyuntados
No aptos ni para un saldo
                                 
A lo lejos suena El Danubio azul
Y la puta que va andando delante de esta 
Tropieza y se cae al suelo
El chulo ni se inmuta
Otra le pisa una mano
Por un quítame allá esas pajas
Y los clientes rondando preguntan
A cómo está la mamada
Cuánto por un completo 
Y todos giran en torno a todos
Y no se sabe 
Quién es el buitre y quién la carroña
Porque todos apestan 
Y saben a rancio

La música se acelera y los mendigos
Apuran los cartones las botellas
O se revuelven en sus cajas
Y me dan ganas de ponerles un lazo
Y dejarlos con una nota
En la puerta de alguna casa
Como si fueran cachorros abandonados
De una raza castigada y resentida 
La Raza Paria
La de aquellos que quedaron hasta los huevos
De esa vieja mentirosa vestida de verde
Otra puta 
               como todas
Y ya no esperan nada

Respiro hondo para que el frío
Arañe mis pulmones
Azote a mis demonios
Para perderme en mis miedos
Y hablo con desconocidos que no lo son
Que son El Mismo cada noche
Como yo soy para ellos 
Para qué engañarnos
Gran Coño Sentado
Pero somos felices un segundo
Aunque después llegue la bofetada del asco
En esta pantomima de presas y cazadores
De activos pasivos y demás fauna 
De fumados colgados en volutas de memoria 
                                             que los mecen
                                             y los llevan
A una noche de concierto
A una barca a un descampado
Al asiento trasero de un coche
O a un cuerpo adolescente 
Varado de placer azul en la playa

Miro hacia arriba 
El cielo negro parece claro 
Mucho más que cualquiera 
De mis oscuros pensamientos
Que corren libres a estas horas
Sin correa ni bozal
Que ladran y copulan entre sí 
Sin que nadie los juzgue y los señale
Porque sean negros y huelan mal
Por andar en pleno celo

Qué felicidad soltar las riendas
Qué descanso
Quedar al calor de la oscuridad perpetua
Sin luz
Ni días
Ni amaneceres que me llevan a la tumba
                                                a la otra
A esa en la que no me reconozco

Quedarme para siempre en la noche
Fundida a negro
Conciliar al fin lo que me rodea
Cuando abro los ojos
Y lo que palpo dentro
Cuando los cierro
El quejío el desvarío
Mis fantasmas roncos
De gritarme que me vaya de copas con ellos

Quedarme siempre en la noche ciega
                         en paz
Arrancados de cuajo los ojos
Del recuerdo 
Y del deseo


B. Vargas Tinajero
Imagen:  © Gyula Halasz, "Brassai"