sábado, 5 de julio de 2014

In Limbo




                  
                   Hay un tiempo para burlarnos y otro para que se burlen de nosotros,
                    como hay un tiempo para beber cocktails y otro para vomitarlos.
                                                                Jean Cocteau

                    De sostener un cielo ya vencido
                    gemían tus columnas sin altura
                                                               Dionisio Ridruejo

                    I took some stuff they said would cool
                                                               Aerosmith




Cuando he bebido mucho
                                          tengo que cerrar los ojos
E imagino
Que recorremos juntos
                                     la Appia Antiqua
Via del Corso
Ludovisi
              Coronari
O te escribo versos en Santa Cecilia
La música desdibujada
                                     en el violín de un húngaro
                                                             se detiene
El Tíber como lengua que acaricia
                       limos en la luz de un arco
O te beso y don Higinio
Finge no habernos visto
                                       en el templete 
                                       perfecto
                                       de San Pietro in Montorio

Y para tu padre compraste aquella copia
De Piranesi que sería un augurio
Y gritamos juntos arrojados en Tarpeya
Y ardió Roma y al raptarte se inundó
De primavera

Cuando he bebido mucho
                                          puedo verme
Fuerte y esperando el grande
Goce inefable de ser joven
                                  en un verso de D'Annunzio
Sala Nervi o Pablo VI
Tu pie tan blanco
Déspota de mármol
                                tanta muerte
Oh pétrea morbidez del alabastro
Y el bronce llameaba en el relieve
Con el fulgor del whisky
                                      en la inflamada
Resurrección de la carne

O fue en una terraza de Via Veneto
Las murallas aurelianas
Cripta dei frati
Quod sumus
                    hoc eritis
Y nos fuimos
                     sin pagar el cocktail
                                                     verde y amargo
En el brillo de alga de tus labios
En la absenta ya mortal de la memoria

Cuando he bebido mucho
                                          pienso a veces
Que el tiempo no ha pasado y somos niños
En una discoteca de Fiuggi
La MP 21 y era Roma
                                  la matrona que vio Alberti
O que buscamos
                            un estanco en el Trastevere
Un hostal
Sucio y mal ventilado
Como debió de ser
                              el Paraíso

Cuando he bebido mucho
                                         me recreo
Desnudo sobre ti que estás temblando
Seguro del futuro
                            y Dios existe
                            y la muerte
Preocupa mucho menos
                                       que Selectividad

Cuando he bebido mucho
                                          estás vencida
Venus de un poema de Marino
O escondida como canta Amado Nervo
En un rayo de sol
                            sobre la cama
                                                  desnuda y rubia
                                                  desangrada
Y en tu pecho
                      acompasado de sudor
La herida abierta
                           ánfora del sexo o es corona
                           votiva que se ofrece al tiempo
Y asciende el humo blanco y en volutas
Desprendidas del sudario de la infancia
Pálida en los párpados que cierras
Rendida como santa de Maderno
                                                     decapitada
O en éxtasis en el Gesú
                                      clavada flecha
En la mano cruel de un ángel
                                              adolescente
Y llueven
               de jaspe las teselas desprendidas
Como gotas como leche en la suave
Loma de la Domus
Áurea de tus nalgas

Cuando he bebido mucho
                                          creo que supe
Ser un hombre cuando trémula
Tu boca dijo
                    tengo miedo
                                        y me dejé perilla
Y te burlaste
Y parecía un chino y no sabías
Qué hacer y pregunté por qué
Tenía que ser yo el padre

Y en tus ojos el mar
                                abrió un abismo

Cuando estoy borracho
                                       y hasta el culo
Me atormentan
                        los gemidos de las putas
Los jadeos
                  de clientes que salmodian
Y hay arena
                   en sus lenguas o guirnaldas
Que se tejen
                   de dolor cardo y aullidos

Y en la calle mientras tanto los maullidos
                                            los maullidos
No parecen maullidos

Y doy vueltas en la cama y estoy mal
Y me tapo los oídos pero sigo
Escuchando ahogado en ese mar
                              un llanto agudo


--MMM--