martes, 21 de octubre de 2014

Fairy tale




Nunca fui nunca quise
Ser una princesa de cuento 
Mis amigas coleccionaban  
Flores besitos de niños lazos 
Yo llegaba a casa magullada 
Con las rodillas llenas de costras 
Y medio descampado 
Pinchos tierra bichos 
Colgando de mi ropa  

Nunca quise un príncipe 
Ni casarme 
Ni siquiera en sueños
                 esas trampas mortales del subconsciente
 
Me he visto haciéndolo 
Ni vestida de blanco roto
                    lo mío es más el negro palo
 
Caminando hacia el altar
                    menuda vergüenza
 
Con todo el mundo mirando 

No espero que nadie me salve 
Ni me lleve hacia la luz 
A mí 
              Caroline narcotizada
 
Que ya he plantado  
Una mesa camilla y una botella de whisky
                             y de ahí no me muevo
 
En el centro de mi propio infierno 

Por eso 

Cuando te dije que te quería 
No buscaba un príncipe 
Ni un anillo en el altar
Ni un chalet en Torrevieja 
Ni un heredero 
Pequeño tirano de mis vanos reinos 

Sólo tu sombra y tu copa heladas 
Aguantando el chaparrón junto a las mías 

Lo poco o lo mucho que tardásemos 
En devorarnos
En olvidarnos 
Consumirnos 
O darnos asco

Lo que ocurriera primero


B. Vargas Tinajero 
Imagen: grabado de Gustavo Doré.