sábado, 29 de noviembre de 2014

Boys don't cry


                                                                                                                                                  "Anoche,
                                                                                                                                  con la tercera copa,
                                                                                                      con lo negro atrapado en las piernas"
                                                                                                                               Ahmad Al-Shahawy

                                                                                               "No es necesario gastar lágrimas necias"
                                                                                                                                           Oscar Wilde

                                                                                                                "Hiding the tears in my eyes "
                                                                                                                                               The Cure



Las horas pasan muy despacio
En esta infecta habitación
                                         donde parece
Que ya no queda nada
Que esperar porque ya todo
Se ha perdido
                      dignidad o esperanza
Gilipolleces cuando el frío
No puede calmarse con nada
                              
Algunas noches
Puedo escuchar a hombres que lloran
Y es rículo
No sé cómo
                    no se dan cuenta
Como niños
Como cerdos
                      cuerdos
O borrachos
                    y también
                                    yo mismo
Creo que he llorado alguna vez
No lo recuerdo
                        aunque con esas
Lágrimas que no terminan de brotar
Y que se pudren
En los ojos como el légamo de una charca

Y he sentido pena y asco de esos hombres
Acabados
                un mal polvo una botella o un cartón 
De vino como único espejismo
La felicidad
                  que acaba pronto
                                               media hora
Cuando el tiempo se acelera
                                              y es peor
Y sólo se oyen los gemidos
De dolor o de placer qué poco importan
Las peleas y el crujir de las paredes
                                                         que comprimen
El viento en las ventanas y en las sienes
De almas que se van cuarteando en barro seco
En quillas herrumbrosas o en la boya
Perforada por la espina de los sueños

Ahora que se está extinguiendo el fuego
Y no puedo ya escuchar el canto
                                                    afilado de sus voces
Seguiré atado al mástil del navío
Como lengua que en la llama
                                               tiembla
En el pentecostés pagano de este club de carretera
Alegre máscara festiva de la muerte
Sobre una cama sucia hecha sudario
                                                            donde tantos
Desgraciados han sentido
                                          sobre un cuerpo de alquiler
La efímera consciencia de estar vivos

Las palabras que no he dicho se hacen sombras
En el pozo seco que es umbral de la garganta
Quiero elevar una plegaria entre las piernas
Y no creo
                que sea pedir demasiado
Ir muriendo en sacrificio en cada borrachera
Resbalar
              en la llaga del acantilado que me ofrece el ostensorio
Alzado en el retablo de tus nalgas
O sangrar
               en navajas que perforen el costado
Sin quebrar rodillas 
                               hiel subida
Con la caña del martirio que se ofrenda
A cambio de unos euros en las curvas
Sinuosamente blandas o en el tacto
De los cuerpos arrancados de mujer
                                                         son tan hermosos
Que todo lo que es limpio cuando niños
Transparente como el brillo de una lágrima
Lo enfanga en esta edad el puto amor
                                         la puta muerte
Dispuesta siempre para echarte un polvo

--MMM--

Imagen: © Jim Peters