martes, 4 de noviembre de 2014

Sentencia



                                              Todo se va volviendo ajeno, ausente:
                                                un monte del olvido con dos cruces
                                                                   Luis Alberto de Cuenca


Cómo es posible que recuerde
Con más nitidez a otras mujeres
Con las que solo estuve
Apenas una noche
                              que a ella
Con la que he compartido
Veinte largos años
Más de la mitad
                          de mi vida

Y ahora
             mientras apuro el cigarrillo
Y la boquilla me quema
Como un último beso
Me pregunto
                     si la memoria
No es el mejor de los jueces

--MMM--

Fotografía: © Bruce Davidson