lunes, 15 de diciembre de 2014

A negro



Se acerca inexorable
La hora de la cena
Me acerco al frigo me muerde
Porque está todavía 
               parece mentira
Más vacío que yo

Abro un armario y encuentro solitaria
Una caja de cereales de esos de la rana
Y miro el botellín casi lleno en mi mano
Por qué no
Y lo escancio sobre el maíz azucarado
Porque el brick de leche tiene abrefácil
De esos que diseña el mismo cabrón
               así se pudra en el infierno
De los tapones de Listerine

Me siento y lo pruebo
Qué asco coño
Pero peor sabe la vida
Así que engullo el engrudo sin ganas
Como un pavo
Y doy un par de caladas al enésimo cigarro
Mientras veo a Walter White forrarse
              ese tío sí que sabe
Con su ex alumno 
             necesito un Jesse Pinkman ya 
Y la metanfetamina

Me tomo un Valium 10
Y me doblo lenta sobre mi eje
Debería levantarme e irme a la cama
Pero es muy grande
Y el vacío y todo eso
En el sofá me siento menos sola
Pero me levanto hecha una alcayata
Despeinada con dolor de cuello

Y de pronto 
        otra vez 
El pom pom en mi cabeza
Los gemidos los jadeos
El sofá o la mesa
            vaya usted a saber
De la vecina
En modo taladro on

Así que me tapo los oídos
Con el cojín de mi tía 
Ese de Disney que me regaló
Cuando cumplí treinta

Las pelusas de manifa en mi salón
Y la tele me lanza cuchillos
Los mismos que compré 
                     hace unos días
Forjados en láser
De filo japonés desde la pantalla

              pom pom
              pom pom
              pom pom

Y me fundo a negro

Por lo que me cuentan aquí
Se ve que llamé a su puerta
Y comprobé que los cuchillos Yin Yu
Lo mismo cortan a la primera
Una lata
Que dos pelotas
Que una teta

                       
B. Vargas Tinajero
Imagen: Ivonne Griss