sábado, 29 de noviembre de 2014

Bus stop

                                                     
  Nada dorado perdura
Robert Frost


Y de pronto te sorprendes con el ceño fruncido
Y una expresión de oler mierda en la cara
Los ves subirse ocupar
Todos los sitios vacíos
Y gritan coño
Cómo gritan los malditos
Ellas no paran de menear la melena
Ellos sacan pecho como los pavos
Y disimulan como pueden los gallos

Reconoces e interpretas el juego de miradas
A este le gusta esta
A esta le va el amigo
Y la otra la pobre será el paño de lágrimas
Tears on my pillow
Cuando la noche acabe y su boca siga
Sin saber lo que es una invasión en toda regla
De labios dientes y lengua
Sin saberle a tierra quemada

Ellas se miran se retocan
En sus móviles y ellos
Les miran
               para tocarse luego
Las tetas

Mira que gritan los jodíos
Como si no hubiese nadie en el mundo
Como si el bus estuviese vacío
Y tal vez tengan razón
Aquí nadie excepto ellos
Da señales de estar vivo

Hablan del Mangafest de Abraham Mateo
Del examen de Física y de un tal Chano
Que por lo visto
Es quien les lleva la hierba
Y estoy por pedirles el número
Y entonces recuerdo que para ellos
No soy más que una vieja

Como esas

Que ponían mala cara
Como de ir oliendo mierda
Cuando en el bus
Camino al centro me besabas el cuello
Y me aplastabas
Entre risas contra la barra

Enfilan todos la puerta
Mientras se pegan voces
Tío
        tía
                 que me caigo
Y todo lo que queda
Es silencio condensado
Y un corazón
En el cristal
Con dos iniciales
Y una fecha
                 o es una polla
Que se desvanecen


B. Vargas
Imagen: © Nina Leen

Boys don't cry


                                                                                                                                                  "Anoche,
                                                                                                                                  con la tercera copa,
                                                                                                      con lo negro atrapado en las piernas"
                                                                                                                               Ahmad Al-Shahawy

                                                                                               "No es necesario gastar lágrimas necias"
                                                                                                                                           Oscar Wilde

                                                                                                                "Hiding the tears in my eyes "
                                                                                                                                               The Cure



Las horas pasan muy despacio
En esta infecta habitación
                                         donde parece
Que ya no queda nada
Que esperar porque ya todo
Se ha perdido
                      dignidad o esperanza
Gilipolleces cuando el frío
No puede calmarse con nada
                              
Algunas noches
Puedo escuchar a hombres que lloran
Y es rículo
No sé cómo
                    no se dan cuenta
Como niños
Como cerdos
                      cuerdos
O borrachos
                    y también
                                    yo mismo
Creo que he llorado alguna vez
No lo recuerdo
                        aunque con esas
Lágrimas que no terminan de brotar
Y que se pudren
En los ojos como el légamo de una charca

Y he sentido pena y asco de esos hombres
Acabados
                un mal polvo una botella o un cartón 
De vino como único espejismo
La felicidad
                  que acaba pronto
                                               media hora
Cuando el tiempo se acelera
                                              y es peor
Y sólo se oyen los gemidos
De dolor o de placer qué poco importan
Las peleas y el crujir de las paredes
                                                         que comprimen
El viento en las ventanas y en las sienes
De almas que se van cuarteando en barro seco
En quillas herrumbrosas o en la boya
Perforada por la espina de los sueños

Ahora que se está extinguiendo el fuego
Y no puedo ya escuchar el canto
                                                    afilado de sus voces
Seguiré atado al mástil del navío
Como lengua que en la llama
                                               tiembla
En el pentecostés pagano de este club de carretera
Alegre máscara festiva de la muerte
Sobre una cama sucia hecha sudario
                                                            donde tantos
Desgraciados han sentido
                                          sobre un cuerpo de alquiler
La efímera consciencia de estar vivos

Las palabras que no he dicho se hacen sombras
En el pozo seco que es umbral de la garganta
Quiero elevar una plegaria entre las piernas
Y no creo
                que sea pedir demasiado
Ir muriendo en sacrificio en cada borrachera
Resbalar
              en la llaga del acantilado que me ofrece el ostensorio
Alzado en el retablo de tus nalgas
O sangrar
               en navajas que perforen el costado
Sin quebrar rodillas 
                               hiel subida
Con la caña del martirio que se ofrenda
A cambio de unos euros en las curvas
Sinuosamente blandas o en el tacto
De los cuerpos arrancados de mujer
                                                         son tan hermosos
Que todo lo que es limpio cuando niños
Transparente como el brillo de una lágrima
Lo enfanga en esta edad el puto amor
                                         la puta muerte
Dispuesta siempre para echarte un polvo

--MMM--

Imagen: © Jim Peters

viernes, 28 de noviembre de 2014

Ser




Desprenderme de mi forma humana
Descarnarme y vivir 
      no sé
En la sombra tras el filósofo de Rembrandt
Ser
La llama del soneto de Quevedo
En el panteón de Agripa
Haz de luz puro que perfora
El tiempo oscuro y polvoriento

O ser

Una nota en el Claro de luna
Las estrellas temblorosas del cielo
Que contempla un príncipe anónimo e insomne
Un fotograma de Pulp Fiction
El rey de un arenoso laberinto
Un falsete de Michael Jackson
Un capítulo de Los Soprano
Una sibila en la Sixtina
Una pupila de Paul Newman
El reflejo del oro 
Que deslumbra y se ahoga
Cada tarde en San Marcos

Si pudiera un día
Desanudarme y flotar
En el aire denso de Velázquez
O en ese otro revoltoso 
Bajo el vestido de Marilyn
Ascua viva en el roce oscuro
                inmortal hecho carne
Entre sus piernas


B. Vargas Tinajero


jueves, 27 de noviembre de 2014

Seriamente la salud







                                                                       Enciendo un cigarrillo
                                                                     y no encuentro cenicero
                                                                                      Kiko Veneno



Qué dulce era en tu boca el humo
De las primeras caladas
Hoy regusto de ceniza
Al apurar
               amores muertos

Para ahuyentar fantasmas
Escupir
            no sirve de nada

--MMM--

Fotografía: © Leonard Freed

miércoles, 26 de noviembre de 2014

El fugitivo

                       

  
                                                                      It's a death row pardon
                                                                          two minutes too late
                                                                               Alanis Morissette

                        El suicida no vuelve nunca a la escena del crimen.
                                                                                      J. G.  Ballard


Está empeñado en irse y no sabe
Cómo retenerlo y teme
Que no vuelva del trabajo
Que no baje la escalera
Que pase demasiado tiempo en el baño

Lo ha visto mirar con deseo 
                      ya no recuerda qué se siente
Las vigas del techo 
El fondo de la bañera
Las tijeras los cuchillos
Y un par de veces 
Han ardido en sus ojos
Las frías aguas silenciosas
Al pasar por el puente

Lo cuida lo mima procura
No quitarle el ojo de encima
Le recuerda a todas horas 
Lo mucho que lo ama

Y una noche al fin
Durante un paseo por el río vuelve
A ver la sonrisa congelada en su cara
Mientras ella agita los brazos en el aire
E intenta inútilmente
                  cada vez queda más alta
Aferrarse a la baranda


B.Vargas Tinajero
Imagen: Bill Thomas

martes, 25 de noviembre de 2014

Ya nunca



                                                                       De un golpe de su ala traidora
                                                                                                        Boris Vian

                                                               No puedo negar que me hizo daño
                                                                                                              Triana


Sé que es un tópico pensar
Que el tiempo lo cura todo
Y que solo hay que esperar
Si estás jodido
Y que el olvido llega
Tarde o temprano
                            madrugó la madrugada
Perdón 
            se me va a veces
                                        la cabeza
Y no sé qué coño
Hace aquí Ramón Sijé
Pero es cierto que ya
No pienso nunca en ti
Si suena
The Doors o miro
          aquellas fotos del verano
Del 93 y me descubro
                                    solo
Reflejado
En el fondo del vaso

Tampoco
               te echo de menos cuando la cama
De noventa se agiganta en la pensión
Que apesta a mierda
Ni pienso en ti
                        jamás
Si beso tu boca en labios de otras
Y la noche
                 se acaba de nuevo
En la habitación de un club
                de esos de putas
Y fumo un cigarrillo al terminar
De echar un polvo

Ya nunca pienso en ti
                                   te lo aseguro
Así que espero
                        que tengas claro que no
Es en ti en quien pienso ahora
Mientras escribo el poema

--MMM--

Fotografía: © Bruce Davidson

domingo, 23 de noviembre de 2014

The dark side


               
               
                                 I’m the voice inside your head
                                                     you refuse to hear
                                                              Foo Fighters

                                       

Ese que ve los fantasmas 
Que serán que ya son
Los niños que salen felices
Atropellados del cole
El que escucha el silencio que aguarda 
A sus voces chillonas mientras
Le canta al oído dulce
                   aviva el seso pequeña
Lo inútil de la vida

El que la insta travieso a tocar
Mecánicamente con la lengua la llaga
A quitarse los puntos antes de tiempo

Ese que le dice que apriete 
                            un poco más
                            y luego otro poco
La cabeza de su gata entre las manos

Ese
Que repudia cualquier muestra de afecto
El que desea lo que sabe a muerte cierta
El que la hace salir por las noches
A tentar a pobres diablos 
A cambio de otro vano intento
A encender otro y escribir
Para olvidar lo tentado
Para buscar la luz el destello
Al final del cigarro y acabar
Safo arrojada en espumas
De las olas que la mecen y la salvan
En el fondo
De otro vaso

B. Vargas Tinajero

sábado, 22 de noviembre de 2014

Do ut des

 

                                                                 oh flor que mis mandíbulas mastican
                                                                                         Leopoldo María Panero

                                                                                         Had me fighting for air
                                                        She told me to come but I was already there
                                                                                                                   AC/DC


Vale
Esta noche ya he dejado que me arranques
Los insultos más procaces al oído
Que me arañes con tus uñas y que claves
Los dos negros estiletes en mi carne
Del tacón o son tus ojos las agujas
La saliva de una lágrima perfecta

Y he besado
El perfume coagulado de la sangre
Del alcohol y me has prendido con la llama
Rayas blancas alineadas o es un juego
Fuego que arde turbio en el espejo
Que no puede ya a estas horas reflejarnos

No me importa
Que me enfangues de jadeos exhalados
Sobre el pecho vaciado de un esclavo
Bajo el peso ya vencido del hambriento
En el himen desprendido en madrugadas
Que amenazan con romper de luz la noche
Muerta
           otra en la cama
De una habitación que cargaré en la Visa

Y he sentido
Que tus dientes se me clavan en los labios
En el cuello párpados licor
                                           pan en tu boca
En la elipse que se pierde entre tus tetas

Y he dejado
Que tú extingas con la lengua el sacramento
Brasa verga comulgada que es ofrenda 
Elevada en sacrificio entre las piernas

Y has querido
Saciarte con la espuma de un vergel en este cuerpo
Asfixiarme con la almohada de unas sábanas sudadas
Exhausto vaciado
                             que me licue
En el blanco plenilunio enrojecido de tus nalgas

Ahora solo quiero que comprendas
Que ha llegado ya el momento
                                                de cobrar mi parte

--MMM--
Fotografía: © Artem Yankovsky

viernes, 21 de noviembre de 2014

Dónde




                                     "Dime, mujer"
                                      Gustavo Adolfo Bécquer

A dónde va el amor que muere
Sin haber nacido
Lo que pudo ser otro mundo
Espectro errante
Que arrastra cansados
Los pies en tu pecho
Ese eco difunto hecho ya silencio
Que araña las paredes 
                  los espejos
Que nunca habitará
Que hace de cada latido 
Un golpe sin sentido al aire
Batán sin río

Ese érase una vez no escrito
Ni pronunciado
Que espera paciente que llegue su hora
Mientras despluma perdices de sombra en la penumbra
En la fría antesala del olvido


B. Vargas

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Qué bonito nombre tienes



                                    y devoré tu piel, tu carne y tus espinas, 
                                     y rebañé
                                                  La Cabra Mecánica

                                    Fíngelo hasta serlo
                                                  Steven Tyler


La noche se hace sólido
Metal en el ladrido de los perros
Cuando todo se serena como un verso
De Fray Luis
                      y aún el día
No se decide a romper
Intermitente
                     en el silencio
Líquido que cala huesos y se enrosca
En el humo de un cigarro
Ya despierto
                     y en el coche
El aire irrespirable después
De haber pasado en él
Toda la noche

La mañana
                   no se intuye todavía
En la luz eléctrica que cubre en halos
Fantasmal las avenidas deshaciendo
Cadáveres que se refugian
En la espesa acidez de las sombras

Tienen a esta hora las putas
Perfiles de aristas negras
Vírgenes solo que aún esperan
En la parábola de sus labios
Lámparas encendidas y párpados de aceite
Para su ofrenda

La soledad no existe si el cansancio
Es más fuerte y se ha perdido
El miedo a la muerte
                                  pronto
Las calles se llenarán de coches

Y al oler
               otra mañana
Su perfume dulce
                              tanto
En el asiento trasero
                                  la oportunidad 
De fingir que aún es posible
                                              ser feliz
Pagando cuando anochezca
De nuevo el eco apagado
Eufónico de un nombre
En un cuerpo de mujer

--MMM--

Fotografía: © David Perry

domingo, 16 de noviembre de 2014

Alquiler



                                  "porque avanza la onda de la noche
                                                         y su ausencia de luz"
                                                                      Rosa Chacel

                                    "Tu dolor no es ninguna credencial
                                                es la sombra de mi herida”
                                                                 Leonard Cohen



Cajas sin abrir y siempre
La maleta sin cerrar
                              sobre la silla
En una habitación oscura
Triste y sábanas heladas
Sucias de vacío y noches
De cuerpos alquilados
                          porque a veces
Solo así es posible
Aplazar la soledad

--MMM--

Fotografía: © Jindřich Štreit

                        

martes, 11 de noviembre de 2014

K.O.




Contar pelusas con las pestañas
Y no saber de dónde 
Vino el gancho que fue 
Directo al hígado 
Y te dejó
Lamiendo la moqueta
Sin pasar por la piel



B. Vargas Tinajero 

domingo, 9 de noviembre de 2014

Márgenes


                       Los ojos de las chicas que se inyectan novelas y horizontes.
                                                                                         Oliverio Girondo

                                                 Yo he visto cosas que vosotros no creeríais.
                                                                                               Rutger Hauer



He viajado por China de la mano 
De un abúlico Kin Fo
He olido el sudor de Long John Silver
Yo que tantas mujeres he sido
He abandonado toda esperanza 
De ser la mujer en cuyos brazos 
Desfallezcas algún día

Por mis venas corre un mejunje de cebada
Mi bálsamo de Fierabrás
Espero temerosa a Rumpelstinsky
Reclamándome la deuda de vida que
           perdona que te diga duendecillo
Ya no podré pagar
Tejo soles lunas destejo en mis días 
En Ítaca desesperada
Cada noche lluviosa corro a la ventana y bautizo
Con algún exabrupto
A voz en grito 
A esa frígida estirada
De la Emperatriz Infantil

Soy Éowyn desesperada sesgando
Clavando la espada en el Nazgûl
Amando equivocadamente
A un hombre muy correcto

He pisado los salones del Valhalla
Me he mareado en el temblor
                                                    de una pupila estrábica azul
He ceñido coronas y empuñado espadas
De nombres más antiguos que el mundo
He visto Ciudad Juárez regada de cadáveres
Me he estremecido a solas 
En el silencio arenoso de Sonora
He sido el parpadeo 
Del mirar solitario de Polifemo
He despertado en Melilla con una mariposa
Tatuada en mi espalda
He surcado el Mississippi rodeada 
De moscas de negros cantos
He atravesado los cielos atada a una bandada de pájaros
He perdido la razón en las alas oscuras de un cuervo
Y lo mejor de mí lo enterró tu silencio
                            hace ya algún tiempo
En un reino junto al mar

Y a ti que lees esto
Te prevengo

Acaso 
No sea yo más real que ellos
Un dibujo a lápiz
Obsceno y contrahecho
Perfilado por una mano poco diestra 
En el margen siniestro de mi existencia


B. Vargas Tinajero

sábado, 8 de noviembre de 2014

Oh happiness




Una muchacha que se ducha, su piel enrojecida por el agua caliente; sobre su pelo, como turbante, una toalla vieja, descolorida.
                                              Roberto Bolaño



Hará lo menos dos años
Después de la separación
Pasé unos meses en el piso
Vacío que me dejó un amigo
Que sabía también qué era
Quedarse en la puta calle
Con una maleta y unas llaves
Que no abrían ya
                           ninguna puerta

Él mismo había vivido allí
Cuando su matrimonio
Se fue a tomar por culo y tuvo entonces
Que rehacer la vida con una viuda
Mayor que él pero que aún
Tenía un buen polvo

                                 Sombra nada
El piso
           era una mierda
Un nicho dispuesto a engullir
Otro cadáver
                     viejo y sucio
Aunque tampoco
Yo hice nada por limpiarlo porque apenas
Salía el agua de los grifos
Y creo que nunca
Llegué a llenar un cubo

En todos esos meses intenté
Pisarlo
           lo menos posible
Porque un apartamento así es la antesala
De la tumba
                    un osario
                                   no encuentro
Mejor comparación

Bebía mucho y empalmaba
Un cigarrillo con otro
Porque estaba jodido
Sin poder ver a mis hijos
Debía dinero e incluso
Llegué a plantearme mandarlo
Todo al carajo

Cuento esto porque así
Se entenderá
Que algunas tardes
Me llevara
                putas a casa
Yonquis desgraciadas y dispuestas
A todo con tal de pasar
La noche bajo techo

A menudo no hacíamos nada y prefería
Verlas desnudas en la ducha
O les pedía una mamada
Eso entonces me gustaba especialmente
O las ignoraba
Como si vivieran allí
Y las dejaba mirar la tele
Hasta quedarse dormidas en el sofá

En realidad temía
Pasar las noches solo
                                   pensaba
Que acompañado
                             ya ves
Por una puta
No podría pasarme nada malo
Y que con el tiempo todo
Volvería a ser como era antes

Al lado había un apartamento
Que el hijo del dueño
Usaba como picadero o era frecuente
Que los amigos fuesen
Daba igual de día o de noche
Con sus novias

Al principio sentía envidia y pensaba
En la suerte que era tener
Alguien que te amase
                                  juventud
La ilusión de compartir
                                     la vida
Y todas esas chorradas

Algunas noches me la pelaba
Oyendo sus jadeos
El ruido acompasado de los muelles
Del colchón o el martilleo
Del cabecero en la pared

Después me acostumbré y los ignoraba
O me ponía de mal humor
Y elevaba el volumen de la música
Para no oírlos

A veces si llegaban
Y estaba solo
Los espiaba por la mirilla y los veía
Subir las escaleras
Imaginando
                   la vida de esas muchachas
Feúchas en su mayoría
                                     pero nunca
Me había fijado en ningún tío
Hasta ese día

Con veinte años
Menos
           vale
Podría ser yo
                     incluso
El timbre de su voz
Se parecía

Sus visitas
Se hicieron más regulares
Y escuchaba nítidamente
Sus conversaciones
                                 llenas de sueños
O los oía discutir porque ella
Era celosa y tenía aún
La soberbia caprichosa de una adolescente
Y casi siempre
Terminaban en la cama

Se llamaba Elena
                            no sé si con hache
Pero bien hubiese merecido
Sitiar Troya por ella o cambiar
La religión de un imperio cuando busco
Reliquias para rezar
                               es su voz
De sílabas lentas
Su boca quien marca
Mi triste jaculatoria de soledad

Un día lo vi a él por la avenida
Con ese amigo piojoso
Que iba al piso alguna vez
Con una gorda pelirroja

Hacía semanas que no habían vuelto
Por el apartamento y me detuve
                                                    a saludarlo
Afable como si lo conociera
De toda la vida
Y me miraba
Asombrado
                   tal vez
                              intentando
Recordar de qué coño
                                    me conocía

Cuando se iba perdiendo
Por una esquina
Me volví a decirle dale
Recuerdos a Elena

Paró de golpe y solo
Escuché en un suspiro
Lo hemos dejado

De más está decir
Que me alegré

--MMM--

Ilustración: © Jim Peters