jueves, 1 de enero de 2015

Tú nunca dejarás de ser un niño





Tu destino está en los demás
tu futuro es tu propia vida
tu dignidad es la de todos.
José Agustín Goytisolo


Tú nunca dejarás de ser un niño
                                                   hijo mío
Que no va a perder nunca la sincera
Inocencia de los labios cuando crezca

Y serás un niño mudo
Para la mentira e incapaz
De contar también que eres feliz
En las rutinas
                      siempre un niño
Molesto en las iglesias y en la siesta
La risa a destiempo en los momentos graves
Un joven
               un adulto
                               un viejo
                                            siempre
Al que mirarán con lástima o desprecio
Y nadie envidiará
Porque tú
                y eso me duele
No sabrás qué es la amistad
Ni entenderás
                      qué es el amor

Tú nunca vas a ser
Capaz de comprender lo que te escribo
Aunque no importe
                               en realidad
Cuando te tenga que dejar
Solo en el mundo
No entenderás qué me ha pasado
Y podrá ser que tampoco
Te interese demasiado o que te enfades
Y busques mi fotografía como si fuese
El pictograma de un juguete
                                             en tu carpeta
O puede que te tapes los oídos por no oír
Con el brillo de una lágrima en los ojos
Que el invierno también llega y que no siempre
Se puede ir al mar para nadar
                                               cuando se quiere

Tú hijo has nacido porque un hombre
Sin saber siquiera que lo es
Puede ser honesto y generoso
Como tú lo serás siempre
Aunque nadie te lo diga
Porque nunca
                       pensarán
                                      vas a entenderlo

Porque tu vida
                        hijo mío
Es tuya y no es menos
                                     misteriosa
Ni menos absurda
Ni menos digna
Que la de Julia

--MMM--

Fotografía: © MMM