miércoles, 18 de febrero de 2015

Envidio a Ovidio




Bajo tu axila feroz,    dicen que habita un cabrón
Catulo


Como he bebido un poco reconozco
Que nada pinta Ovidio en el poema
Y que he puesto la cita como siempre
Casi al tuntún pero también confieso
Con la humildad del genio que no llego
Casi nunca a entender la mayoría
De títulos que leo aunque no deje
Por ello de aplaudir su brillantez
El talento o el ingenio en la afilada
Metáfora de espadas en los labios
Pintados o en boquitas cuando el mar
Se incendia o arde Troya con el peso
Sonoro de una rima consonante

Hecha esta aclaración me atrevo ahora
A reclamar disculpen esta extensa
Y vana digresión que ya supera
Lo que será el poema así que dejo
La paja con perdón para ir al grano
Y confesar que soy tan solo un ser
Mezquino bajo falso y envidioso

Y es cierto y no soporto a esas personas
Que lo han leído todo y no hay programa
O serie ni en el cine una película 
De estreno de la que no puedan dar
Una espeleológica opinión
Después de practicar varios deportes
De riesgo y siempre jóvenes salir
De la ópera o de la inauguración
De la última muestra en la galería
Donde presentarán su nuevo libro
Volcados como están en sus perfectas
Criaturas numerosas de impecable
Bilingüe educación y pelo rubio

Pero aún envidio más a aquellos tipos
Que se lo tiran todo y son capaces
De aguantar sin apenas despeinarse
Tres o cuatro seguidos cada vez
que sin dejar pasar un solo día
Se entregan al amor o vulgo follan
Lo mismo da pero en su caso siempre
Es por amor sincero cuando lo hacen
Única fórmula como es sabido
De conseguir el rutinario orgasmo
Simultáneo yoyaiyó también 

Os voy a ser sincero porque a mí
En sábados alternos ya me sobra
Con algo más bien breve y aseado 
Si llega el presupuesto mensual

Dios mío me pregunto con envidia
Ganándome el infierno que me espera
De dónde sacan tiempo esos cabrones


--MMM--

Fotografía: © Richard Kalvar