viernes, 26 de junio de 2015

Josafat




Todo es efímero: el recuerdo y el objeto recordado
Marco Aurelio

y el mar ya no existe más
Apocalipsis 21. 1-2.



Hasta qué punto hay que tomarse
La vida en serio dime
Por qué he de avergonzarme de buscarla
En cuerpos de otras
De haber llorado y estar borracho

Mírate no somos
                           tan diferentes
Un amasijo de células y bacterias
Una conciencia intermitente
Sueños lastrados
                            de desengaños
Condenados a la muerte también tú
Hueles a sudor y tu dolor es mío
Y podríamos ser
                          intercambiables

Se han desvanecido las generaciones
Ninguno vuelve aquí canta el arpista
A los pies de un rey que es polvo
Y gritar no salva a nadie
Solo el olvido corre
Como un río a nuestro favor

Ahora el whisky como un ascua
Refulge en el fanal dorado
Que ilumina sombras y disipa el miedo
Y estas sábanas sucias son el mar
En el que no me importa ahogarme

Yo he sentido tras la tinta el color blanco
Del narciso o en la rosa del Crátilo
El nombre que es esencia en Borges
El pájaro que ahogó de azul Bukowski
Hundido y en el pecho y en sus plumas
El ruiseñor de Teócrito o de Carver
El colibrí al abrir el sobre que debía
Decir verano

Y al apurar de un trago el vaso
Todo vuelve a ser
                            peor que antes
Y el frío me atraviesa de cristales

Desnudo e indefenso una voz
Está llamando

Cuando los ángeles derramen
De las copas el furor y arrecie el fuego
Y truenen sobre ramas las cenizas
Pisadas por los cascos los relinchos
El piafar de los caballos
Los graznidos de los cuervos y la urraca
La carcoma o el rumor
                                    la indiferencia
De las ratas al roer las ruinas
De lo hermoso que anhelamos
Y fue nuestro

Cuando crezca en el derrumbe
De las últimas trompetas el estruendo
De los sellos al quebrarse y el rotar
Roto su eje de la Tierra arranque
Con sus garras oxidadas de metal
Los párpados los tímpanos y arroje
Sal en los ojos

Rodarán las calaveras que besamos
La lluvia apagará el rescoldo en barro
Del pecho la arrogancia que latió
De amor adolescente
                                  enmudecidas
Las cuerdas de la lira las canciones
La voz de los poetas

Esos primates


--MMM--

Fotografía: © Joel-Peter Witkin