lunes, 12 de octubre de 2015

Catacumbas de San Sebastián


Dixit ei Iesus: Ego sum resurrectio et vita. Qui credit in me etiam si mortuus fuerit, vivet. Et omnis qui vivit et credit in me, non morietur in aeternum.
Juan 11, 25-26


A Víctor M. Domínguez Calvo

La sombra que ensombrece un mundo en sombra
Del verde del ciprés y de los pinos
Los frescos las guirnaldas para qué
Ahora si en las ruinas y en los muros
Escala como hiedra la serpiente
Y crecen jaramagos amarillos

Si no hay otro destino de qué vale
Velar los nichos en la toba blanda
Ceniza en la ceniza y alumbrar
De aceite la vigilia de la espera

Recuerda sin embargo que aquel día
Templada por un sol de primavera
Latía adolescente la esperanza
Y que creíste amarla y en la carne
Desnuda transparente un manantial
Brotaba de las llagas y en sus labios
Y tú bebiste de él
                               y es suficiente

--MMM--

Ilustración: Giovanni Battista Piranesi, "Veduta interna della Camera sepolcrale dirimpetto alla Chiesa di S. Sebastiano fuori delle Mura" (1756).