domingo, 18 de octubre de 2015

De consolatione vitae



¿Por qué buscáis la felicidad, ¡oh mortales! fuera de vosotros,
cuando la tenéis dentro de vosotros mismos?
Boecio 


Ni sueño ni teatro ni camino
El soplo de algún dios indiferente
En sombra que se pierde convertido
En el oscuro magma de la muerte
O en el temor seguro de estar vivo

Y mientras tanto preocuparme solo
Antes que troques tu hermosura en guano
O en Lope te desprecien los gusanos
De si me dejarás echarte un polvo
O habré de consolarme con la mano


--MMM--

Ilustración: © Gerard Schlosser