sábado, 31 de enero de 2015

Despedida




Finally, you see things as they really are
Oscar Wilde



Al cerrar el golpe
                             humea
Suave de cenizas la colilla
                                         que aún retiene
Tatuado el beso rojo
                               de tus mentiras

--MMM--

viernes, 30 de enero de 2015

A ver si me explico






Fui a dar un paseo por las vías del tren
Raymond Carver


Como no dejas
                         de preguntarme
Y ya me estás tocando un poco
                                                   los cojones       
Quiero explicar qué entiendo
                                               por
Estar jodido
                    no creas
                                   que es solo
Pasar frío
Matarte a pajas
                         pensar
Que estás pagando todavía
                                            como un capullo
El préstamo del dormitorio donde a ella ahora
Se la tira otro
                      no
                           mejor que eso
Imagina
             que el frigorífico revienta
Y es fin de mes 
Y tú no tienes
                      un puto duro
Y es igual
Que si te dicen que ha muerto
Tu padre cuando un chapero le estaba
Partiendo el culo
                           y acabas de fumarte
El último marlboro del paquete

Eso es
           exactamente
                                estar jodido

No sé si me he explicado

--MMM--

Fotografía: © Rob DePaolo

jueves, 15 de enero de 2015

Impotencia



No sé si el balanceo de tu voz
Entre el rollo lastimero o castigator
Te funcionará con otras 
En otros antros en otros puertos
Que quieran salvarte o cambiarte
Arreglarte el pelo y la ropita 
Como lo haría tu madre

Yo sólo te digo que cansa
Que tampoco te hace falta
Esa cadencia rota y quejicosa
De blues cañí que te gastas
Cuando hablas de tu vida

Porque en noches como esta
Me la sudan
Y no sabes de qué modo
Neruda el destino la metafísica

Anda
          sé bueno
                            miénteme

Dime que sabes lo que quieres
Que hace tiempo que no lo haces
O que hace mucho que esperas esto
Me lo creeré un rato
Lo justo entre el primer roce
De las lenguas los dientes torpes
Y el último jadeo


Ahórrate las lágrimas 
                                   cocodrilo
Para cuando vuelvan a dolerte
Los huevos al pensar en mí 
Y te entren unas ansias locas de follar
                                      tic tac tic tac
Para cuando quieras
Bucear otra vez entre mis piernas
Y yo no esté 
Y tengas que tragarte
                      no te preocupes yo te aviso
Las ganas hechas piedras


B. Vargas Tinajero
Imagen: © Robert Doisneau

martes, 13 de enero de 2015

Código de circulación




                               Pero no: la vida no tiene sentido.
Nicanor Parra

Cuatro cosas que he aprendido

Que debo alejarme de mi gato
Cuando desde arriba 
                         como siempre
Me mira como si le debiera dinero

Que no vale de nada empeñarse
En llenar una copa boca abajo

Que nunca volveré loco a un hombre
Porque ya sólo sé amar de frente

Y que estas perlas de sabiduría
No son más que filosofía barata
De esa que todos producimos a espuertas
En cuanto caen cuatro gotas
O nos quedamos sin wifi
O se nos pincha 
En mitad de un descampado
A las tres y cuarto de la madrugada
El último condón 
                     o una rueda
                       
B. Vargas

domingo, 11 de enero de 2015

La bicicleta





Fuiste la niña de azul
Los Suaves

Get on your bikes and ride
Queen


Marta era vegetariana
                                    y tenía
Una belleza angulosa
Un culo gordo y una suave
Palidez de pan sin hornear

                                             Llevaba
Una vida monacal aunque su padre
Que había sido concejal y propietario
De una inmobiliaria estaba el muy cabrón
Más que forrado
                             y ella
Que era su única hija podría
Haber llevado una vida regalada

Nunca llegué a entender su radical
Ecologismo aunque admiraba la fuerza
De su convicción inquebrantable 
Y ni con lluvia torrencial era capaz
De dejar su bicicleta y de coger
El autobús o un taxi

Sospecho que en la facultad nos veía
Como a monstruos pajilleros
Ávidos solo de follar y emborracharnos
Aunque bien nos calentaba con arengas
Y proclamas cuando repartía
Pasquines o colgaba algún cartel
O hacía pintadas y organizaba encierros
Sentadas y asambleas preocupada
Siempre por mil causas solidarias

No esperaba verla allí
                                   lo reconozco
De puta trabajando en ese club
                                                   de mala muerte

Sin saber siquiera cómo
                                      había acabado
Metida en una secta y me contó
Que su viejo no le hablaba y que se había
Arruinado en Houston intentando
Plantar cara a una penosa enfermedad

Que un capullo la preñó y que desde entonces
Ni siquiera le llegaba a fin de mes
                                                    para pagar
El alquiler de un triste apartamento
Donde tenía que dejar sola por las noches
A su niña de seis años y acababa
De vender el Audi que papá le había dejado
Como única herencia

Y yo
        como un imbécil entretanto
Sintiéndome ridículo y desnudo
Sin saber bien qué decir le pregunté
Por aquella bicicleta de paseo
En que yo la imaginaba siempre
                                                      y contestó
Dejando las mecánicas caricias
Que también la había tenido que vender
Harta de pelarse el coño a pedaladas

--MMM--

Imagen tomada de la carátula del single "Fat Bottomed Girls", de Queen (1978).

miércoles, 7 de enero de 2015

Marina



y por tus largos muslos
Antonio Colinas



Las sombras afiladas cada tarde
Son lanzas de crepúsculo en la herida
El tiempo que se ofrece como llaga
En un lejano inútil sacrificio

Y quiero desangrar morbosamente
La noche en el alcohol y recrearme
En recuerdos lejanos y apurar
El último marlboro del paquete

Entonces pienso en ti como un capullo
Recostada en la estera o en la arena
Infinita e inflamada de veranos
Que ya no volverán pero no importa
Jamás te llamaría aunque pudiera
Pero en la agenda me gustaba ver
Tu número un temblor de tinta azul
Al menos la esperanza de que el tiempo
Pudiera revertirse y ser de nuevo

Eras mayor que yo quizás tres años
Un océano entonces imposible
Un sueño inalcanzable para niños
Que impacientes jugaban a ser hombres

En nuestra religión eras la diosa
La Circe que nos convertía en cerdos
Salacia que salía de la espuma
De las olas del semen que vertimos

Y esa noche hecha carne me elegiste
A mí lleno de granos y con gallos
En la voz y la cresta siempre erguida
Pensando en ti Marina que tenías
Las tetas grandes y un vespino propio
Un bikini amarillo de triángulos
Y unos ojos azules infinitos
Como un agosto claro en El Rompido
Desde entonces cada año avergonzado
Temía que me vieras en el cámping
Y oír el eco de agua de tu risa

Y recordaba cómo recogías
Tu pelo cuando te besaba el cuello
Y el aroma en tus manos de un fortuna
Que no se consumió mientras te amaba

Hasta esa noche nunca una mujer
De eso estoy seguro había llevado
La iniciativa y empecé a sentirme
Como un puto muñeco un gilipollas

Y en eso apenas creo que he cambiado
Por eso aquella noche reconozco
Me acojoné y tal vez no fue tan grave
Ni un motivo para evitarte siempre 

Pero perdido y torpe entre tus piernas
Preocupado por no correrme solo
En menos de un minuto con rozarte
Comprende que no pude imaginar
Que fueras a meterme
Un dedo por el culo

--MMM--

Imagen: © Costa Dvorezky, "Kiss".

martes, 6 de enero de 2015

Estigia





A veces me infunde esperanza
Un sombrío pensamiento
Una sospecha oscura

Miro a mi alrededor y pienso
Que en algún momento 
Pagué y crucé el Leteo
No lo recuerdo

A lo mejor por eso esta sensación de mareo
Es la barca que me lleva a la deriva
                    como a Remedios
O el porro 
O los cubatas
Y una voz me llega
                 el tiempo se ha terminado
Lo sé pero me aferro a la vida
La sombra se cierne sobre mí
La siento
Coño Caronte 
Qué mala cara te veo 
Caronte tus muertos
Que soy el encargado
Bájese de la barca a pedales 
                                no le da vergüenza
                                señora
O la tiro al río
Y se le pasa el pedo


B. Vargas Tinajero
Imagen: "La barca de Dante", Eugène Delacroix (1822)

lunes, 5 de enero de 2015

La Reina Maga



Estoy pensando qué hubiera pasado si alguno de los Magos de Oriente hubiese sido mujer. Y no sé por qué, imagino a mi tía Librada que se hubiera echado a la calle, tras escudriñar el cielo, impelida a seguir la estrella por esos andurriales... Estoy seguro de que hubiese optado por llevarle al Niño regalos menos simbólicos que la mirra, el incienso y el oro (que se gasta, ay, en un suspiro), pero, sin duda, mucho más prácticos: unas babuchas, unos calcetines, un esquijama calentito...

Si el Cielo existe, allí estará ella hoy, como cada tarde del 5 de enero, esperando el paso de la cabalgata y terminando alguna bufanda de punto para endosársela mañana a algún sobrino, que luchará después por no tener que ponérsela nunca. Qué nostalgia.

--MMM--

domingo, 4 de enero de 2015

El frío




El dolor
En mi caso
No es una punzada 
No es escarcha ni nieve 
El dolor es 
El ardor de un mezcal de 60
Abrasando pecho garganta ojos
Entendimiento
Es fuego martillo y yunque
Es sangre en llamas que impotente clama
Por todo lo que otros desprecian
En una lengua antigua
Que nadie comprende

El frío llega después

Cuando apilas dentro de ti otro cadáver
Que se resiste
Que todavía patalea y llora 
Y se caga en tu puta madre desde la caja

Cuando te levantas y apagas
A meados las brasas del incendio

Y te das cuenta 
De que el escenario cambia con cada herida
De que la playa la barra la habitación
Están heladas 
Y eres el hielo
Y eres la huella y el nunca
El muerto apilado y su uña
Que no se entera y crece

B. Vargas Tinajero
Imagen: © Alfred Eisenstaedt

viernes, 2 de enero de 2015

Tiempo de descuento




Eso es la juventud, eso era
Carlos Marzal


Habíamos estado en El Terrón
Y nos pusimos
Ciegos de beber y fumar porros
Éramos jóvenes y pensábamos
En apurar la noche
                               solo
En terminar tirados en la playa
Sin importar con quién
En arrasar y no hacer caso
Correr y demostrar
Que había cojones
En la seguridad gregaria
De ser amigos

Todavía confiábamos
Como capullos
En que podríamos ser felices
En que el amor era posible
Y la amistad sincera
Y creímos que la vida iba a darnos
Una oportunidad

No nos dimos cuenta entonces
De que ya nada
Sería lo mismo
De que en La Barca
Antes del Piedras
Empezamos a vivir
Vidas de otros

Con poca luz
Y muchas sombras

--MMM--


jueves, 1 de enero de 2015

Tú nunca dejarás de ser un niño





Tu destino está en los demás
tu futuro es tu propia vida
tu dignidad es la de todos.
José Agustín Goytisolo


Tú nunca dejarás de ser un niño
                                                   hijo mío
Que no va a perder nunca la sincera
Inocencia de los labios cuando crezca

Y serás un niño mudo
Para la mentira e incapaz
De contar también que eres feliz
En las rutinas
                      siempre un niño
Molesto en las iglesias y en la siesta
La risa a destiempo en los momentos graves
Un joven
               un adulto
                               un viejo
                                            siempre
Al que mirarán con lástima o desprecio
Y nadie envidiará
Porque tú
                y eso me duele
No sabrás qué es la amistad
Ni entenderás
                      qué es el amor

Tú nunca vas a ser
Capaz de comprender lo que te escribo
Aunque no importe
                               en realidad
Cuando te tenga que dejar
Solo en el mundo
No entenderás qué me ha pasado
Y podrá ser que tampoco
Te interese demasiado o que te enfades
Y busques mi fotografía como si fuese
El pictograma de un juguete
                                             en tu carpeta
O puede que te tapes los oídos por no oír
Con el brillo de una lágrima en los ojos
Que el invierno también llega y que no siempre
Se puede ir al mar para nadar
                                               cuando se quiere

Tú hijo has nacido porque un hombre
Sin saber siquiera que lo es
Puede ser honesto y generoso
Como tú lo serás siempre
Aunque nadie te lo diga
Porque nunca
                       pensarán
                                      vas a entenderlo

Porque tu vida
                        hijo mío
Es tuya y no es menos
                                     misteriosa
Ni menos absurda
Ni menos digna
Que la de Julia

--MMM--

Fotografía: © MMM