viernes, 4 de marzo de 2016

A Carlos II




con las lágrimas repletas de noviembre
Luis Miguel Rabanal

Ya no asaltan dudas sino certidumbres
Rafael Sánchez Ferlosio


Un viento negro arranca su preciado
Sombrero y siente astillas en las tibias
Clavadas y en la espalda que se encorva
Esquirlas de dolor y enfermedad 

Sobre un féretro abierto está llorando
Los pétalos marchitos de la carne
Los huesos de la cal que el blanco arrastra
Y quema y tiembla labios y ahora entiende
Que llega su final mientras padece
La turbia lucidez de la locura

El bronce los dorados los espejos
Barrocos en su oscuro azogue sueñan
Los sueños de la gloria y de un imperio
Los cascos de caballos de emisarios
El eco de la muerte que es el eco
Cobalto de este cielo de noviembre

Un hombre que ya es solo sombra llama
Deforme consumido e impotente
La paz que sea consuelo en la derrota
De nunca haber vivido y estar vivo

--MMM--


Este poema ha sido publicado por primera vez en el Nº 2 de "Psicopompo. Revista de Literatura" (enero, 2016).

Imagen: "Carlos II", de Juan Carreño de Miranda (Avilés, 1614 - Madrid, 1685). Museo del Prado, Madrid.