sábado, 2 de abril de 2016

Llamada



cuando por fin los cuerpos se separan
Vicente Aleixandre 


como un silbido a veces como un grito
una campana de cristal muy fino
la percepción del frío y el metal
del agua que en el mar es obsidiana
sobre la piel quemada cicatriz
que añora ahora en vano las heridas

o es el aplauso rutinario y triste
de cuerpos que entrechocan cuando follan
y tejen un capullo con la seda 
o el vaho en el espejo que algún día
el tiempo nublará sin que ya importe
la imagen que reflejan si no es tuya

y no sentirte más y no sentirse
tampoco en otros cuerpos ni ser nadie
mirar al frente y solo ver vacío
volverse y ver que atrás no queda nada

saberse un eslabón de la cadena
de nombres que son polvo y ser aún
el monstruo con grilletes que la arrastra
y no tener cojones de romperla

--MMM--

Imagen: © Sasha Mademuaselle