sábado, 7 de mayo de 2016

Condena




porque todos queremos saber
dónde está, cómo se llega, si no se ha muerto todavía.
Cristián Gómez Olivares

Una amiga íntima
                   Sandra creo
A la que no veo desde hace dos años
                   o era Sonia
Me pregunta por mi madre
Y me la regala  
Intacta en su recuerdo
En el aire tenso entre las dos
Su torpe latido trabado 
En el incómodo silencio

Al responderle las palabras
                        mira Silvia
Me saben a tierra me parece
Que la mato de nuevo
Y que a pesar de que muero
                      otro poco cada vez
Me quedan siglos de desamparo antes
De poder expiar mi involuntaria culpa
Y alcanzar al fin
El imposible descanso
Tras descargar en su regazo
La tormenta muda de mi pena

B. Vargas
Imagen: fotograma de Frances Ha (2012)