lunes, 19 de septiembre de 2016

Días

Hay días por los que paso
Como un perro ciego en medio
De una pista de autos de choque

El mundo los otros la que fui
Cada vez más extraños
Ecos huecos 
Que convierto en números o reflejos
Ignorados en la pantalla

Días en los que tiro del poso
De rencores que acumulo para usarlos
En el momento preciso
Contra quienes me quieren

Días de rezo desesperado en el pasillo
De una sala de espera y pedir
Mientras te pones otro café de máquina
Que la muerte se la lleve

Y sentir al acostarte
Que te ahogas sumergida sin remedio
Con tu cara a un centímetro
De la superficie del agua

O el día que aprendes a no volver
La cabeza porque sabes 
Que no te estará mirando

Esos días que sientes
Que en el mecer del aire
De un crepúsculo perfecto
Eres un milagro de carne y sombra
Desperdiciado

Días en que busco un rincón
Lejos de todos
Donde pueda ponerme los auriculares
Y subir el volumen
Al silencio que llevo dentro