lunes, 17 de octubre de 2016

Despecho



Uno de esos días 
En los que pongo tu nombre
A un tifón de género dudoso
O lo uso como lexema
De exabruptos procaces
De enfermedades venéreas

Sólo porque no me dejaste
Pronunciarlo en tu cuello aquella noche
Bautizar con él 
                  y con qué alegría lo hubiese hecho
El mejor error de mi vida


B. Vargas