martes, 14 de junio de 2016

Guateque




                                                                    y decimos, porque la realidad es mayor, cosas indiferentes.
        Jorge Luis Borges


Van llegando los amigos
Familiares que atienden
Al reclamo de la llama
Entran de la casa salen
Se abrazan se preguntan
Se evitan rencorosos como solo
Los parientes pueden hacerlo

Salen al patio fuman
Y el sol en lo alto clava
Sombras como algunas caras
Largas en el suelo

El cacareo del chiste fácil
Cuánto tiempo y las miradas
Errantes a la caza de un enchufe donde cargar
O fijas en las mallas de sordomuda
Que trae la alegre divorciada
Que viene acompañada
Por su nuevo perro

Y sudan las camisas y brotan
En las pantallas los guásaps
Dentro el anfitrión se prepara
Y atiende atento a todos
La mirada perdida
Los que por allí pasan
Y saludan y a otra cosa
Porque huele raro en la habitación
Porque la vida y eso
Porque no dan
                    no somos nadie Ramón
Mucha conversación los muertos

domingo, 5 de junio de 2016

Y tendrá tus ojos




de la mañana a la noche, insomne,
desvelado en tu portal o en el velado
espejo frío del ascensor que reflejaba
tus ojos súplica y no puedes
llorar ahora

un borbotón de sangre
de carmín el blando coágulo
sobre mis labios el pliegue
de tu párpado y no puedes
llorar ahora

porque en tus cuencas la noche
se abre al vacío del espanto
al vértigo espiral nadir
de la caída 

dámelos te dije azules
eléctricos con precisión lasciva
un bisturí en el temblor
del dolor que une y arranca
convulsionando el placer es ángel
que eleva nívea amordazado
la pelvis sobre el acero

bésame en la excitación del grito
agudo como aullido un alarido
tu resistencia y la piel
mórbida granada abierta
en el orgasmo

quise tus ojos y míos
ya puedes descansar
tus ojos que al mirarlas detuvieron
belleza y hermosura como en Lope
en donde tanta presunción vivía

no volverás a verte sola
la luz es un imán que atrae y ciega
escucha a los insectos su zumbido
crujido crepitante al comulgarla

confía porque yo sé interpretar
el sucio sordo río en las miradas
tan turbias de esas lúbricas zorritas

pronto tendrás compañía

--MMM--

Este poema fue publicado por primera vez en el suplemento 'Poemash', "Santa Sangre",' de 'Vinalia Trippers', "Healter Skelter".

Fotografía: © Michelle Del Guercio

jueves, 2 de junio de 2016

Hunted


         
                         ¿Qué clase de aventura has venido a buscar?
                                                                                    Burning
No viniste a la fiesta
Preparada para esto
El vestido un jirón
Los pezones botones
De tus tetas rebotonas
Cada vez más cansada
Los tacones hechos cepos
La casa encendida
Cada vez más lejos

Media hora antes
Tu lengua desenvuelta jugaba
Con la aceituna del Martini
Su voz en tu oído lamía
Ávida tu sexo ebrio

Luego el coche
El brillo en sus ojos
Y el pañuelo

Gritas
Nadie te escucha
Bailan cabeza abajo
Trazan infinitos en la penumbra
Ácida de destellos
Y el aire que te falta
Te trae notas del White Rabbit

Te zafas y huyes pero lo sabes
Tarde o temprano
Ya lo has visto en las películas
Tropezarás te torcerás un tobillo
Y tendrás que rendirte incrédula
A la sombra que desde tus párpados
Se extiende hambrienta hasta tu carne

La noche besa el brillo
Rojo profundo del puñal que la abre
En el momento previo al instante
En que lo miras sin comprender todavía
Como una virgen ofrecida en el altar del placer
Que esta noche no debiste

Salir de tu madriguera


(Poema publicado en mayo de 2016 en el suplemento 'Poemash'. Vinalia Trippers, número 14: Helter Skelter)


B. Vargas
Imagen: fotograma de la película "Torso", de Sergio Martino (1973)

Aniversario




                                                                                  instantes iguales nos encuentran y nos dejan.
                                                                                                                                       K. Kavafis



He pasado por el día 
Sin darme cuenta
Y he buscado en la bruma 
De esta angustia difusa 
En mensajes en fotos
Estados
Cualquier cosa que me sirviera
Para localizar el momento exacto 

Y no he podido
En la brisa breve de la risa
Seguir el rastro
Perdida para siempre
Del olor a perro mojado en la mirada 
De tu nombre escrito en cristales
En la tapa de mis sesos
Azul en mis cuadernos
O el eco del mío saliendo
De entre tus labios cálido incompleto
Húmedo y perdido ya todo
En el atrezzo 
En las agujas del reloj barato
En la hojarasca falsa y gris
De la memoria

Y a pesar del alivio 
Siento que al dejar de sufrir por aquello
                             a mí quién me entiende
Nos he traicionado 

Que en cierto modo
Al olvidar la fecha convierto
En mentira también 
                   en mierda en nada
Mi parte de la historia


B. Vargas