Galería Prepost-itista

GRANDES CITAS DEL PRE POST-ITISMO

Pese a su malogrado afán innovador, el Post-itismo no es nada novedoso (esto lo sabe hasta un poeta de teta, con perdón de la cacofonía). El Post-itismo, no ya como Movimiento, sino como Espíritu que recorre la Literatura, ha dado grandes citas que recogemos en esta página-altar, en la que entronizaremos a aquellos autores cuyas palabras hayan servido de inspiración (cuando no de plagio) a la caterva post-itista.




LEOPOLDO MARÍA PANERO (1948-2014)

-¿Dé dónde nacen sus poemas?
-Técnicamente, de otros poetas y otros poemas.

Fragmento de la entrevista "Panero vs Panero". 

WILLIAM FAULKNER (1897-1962)

Un artista es una criatura impulsada por demonios. No sabe por qué ellos lo escogen y generalmente está demasiado ocupado para preguntárselo. Es completamente amoral en el sentido de que será capaz de robar, tomar prestado, mendigar o despojar a cualquiera y a todo el mundo con tal de realizar la obra.

T. S. ELIOT

"Los poetas inmaduros imitan; los poetas maduros roban; los malos estropean lo que roban, y los buenos lo convierten en algo mejor". 

FRANCISCO UMBRAL (1932-2007)

Canibalismo estético

Solo robando de otro se aprende a escribir, y, por eso, la literatura está entre los delitos comunes. El estilo es una cosa de juzgado de guardia. A la burguesía y a los críticos burgueses siempre los han ofendido los estilistas como cosa personal, y los denuncian en la comisaría. Críticos como Clarín necesitan novelistas como Galdós. Prefiero el robo a la influencia. El robo y el asesinato. La literatura se erige sobre un crimen o no es verdad. El robo o el asesinato de otro autor es lo que puede nutrir de sangre y adjetivos toda una obra.

Toda gran obra es un botín múltiple. Al artista le está permitido llevarse el oro de los palacios, siempre que no lo empeñe al día siguiente en Veguillas, sino que haga, de un tenedor, una miniatura a lo Cellini.[…]


        Francisco UMBRAL: en Tiros de gracia.
        http://cuentosimperdibles.wordpress.com/2013/06/18/tiros-de-gracia-francisco-umbral/





LUCÍA ETXEBARRÍA (1966)

Espero que la acusación de plagio dispare las ventas de mi libro.


    

ISIDORE DUCASSE (1846-1870)

El plagio es necesario. Significa progreso


 
PABLO PICASSO (1881-1973)

Los buenos artistas copian, los grandes roban. 

 
JORGE LUIS BORGES (1899-1986)

Confieso —no de mala voluntad y hasta con presteza y dicha en el ánimo— que algún ejemplo de genialidad española vale por literaturas enteras: don Francisco de Quevedo, Miguel de Cervantes. ¿Quién más? Dicen que don Luis de Góngora, dicen que Gracián, dicen que el Arcipreste. No los escondo, pero tampoco quiero acortarle la voz a la observación de que el común de la literatura española fue siempre fastidioso. Su cotidianería, su término medio, su gente, siempre vivió de las descansadas artes del plagio.
   


MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA (1547-1616)
Es el primero, que algunos poetas sean conocidos tanto por el desaliño de sus personas como por la fama de sus versos. (…)

Ítem, se ordena que todo poeta, de cualquiera calidad y condición que sea, sea tenido y le tengan por hijodalgo, en razón del generoso ejercicio en que se ocupa, como son tenidos por cristianos viejos los niños que llaman de la piedra. (…)

Ítem, que todo buen poeta pueda disponer de mí y de lo que hay en el cielo a su beneplácito; conviene a saber: que los rayos de mi cabellera los pueda trasladar y aplicar a los cabellos de su dama, y hacer dos soles sus ojos, que conmigo serán tres, y así andará el mundo más alumbrado; y de las estrellas, signos y planetas puede servirse de modo que, cuando menos lo piense, la tenga hecha una esfera celeste.

Ítem, se advierte que no ha de ser tenido por ladrón el poeta que hurtare algún verso ajeno y le encajare entre los suyos, como no sea todo el concepto y toda la copla entera, que en tal caso tan ladrón es como Caco(…)”


JUAN DEL ENCINA (1468-1530)

Quanto más que claramente parece en la lengua ytaliana aver avido muy más antiguos poetas que en la nuestra, assí como el Dante y Francisco Petrarca y otros notables varones que fueron antes y después, de donde muchos de los nuestros hurtaron gran copia de singulares sentencias; el qual hurto, como dize Virgilio, no debe ser vituperado, mas dino de mucho loor quando de una lengua en otra se sabe galanamente cometer. Y si queremos arguyr de la etimología del vocablo, si bien miramos, “trobar” vocablo italiano es, que no quiere decir otra cosa “trobar” en lengua italiana sino “hallar”.

JIM JARMUSCH (1953- )

"Nada es original. Roben de cualquier lugar que inspire su imaginación. Devoren películas 
viejas, películas nuevas, música, libros, pinturas, fotografías, poemas, sueños, conversaciones 
azarosas, arquitectura, puentes, señalizaciones de calles, árboles, nubes, cuerpos de agua, 
luces y sombras. La autenticidad es invaluable, la originalidad no existe. Y tampoco se molesten
en ocultar su robo: celébrenlo. En todo caso, recuerden lo que dijo Jean-Luc Godard: 
'lo importante no es de dónde traes las cosas, sino a donde las llevas'". 
 
 

Contra la Originalidad

Cualquier texto está hilvanado por entero con citas, referencias, ecos y lenguajes culturales que lo atraviesan de ida y vuelta en una inmensa estereofonía. Las citas que terminan componiendo un texto son anónimas, no se pueden rastrear y, sin embargo, ya han sido empleadas; son citas sin comillas. El alma, la semilla –vayamos más atrás y digamos la sustancia, el bulto, la materia palpitante y valiosa de todas las enunciaciones humanas-, es plagio. Pues, en esencia, todas las ideas son de segunda mano, tomadas consciente o inconscientemente de millones de fuentes externas, y usadas a diario por el recolector con el orgullo y la satisfacción que nace de la falsa creencia según la cual fue él quien las originó; mientras que no queda en ellas ni un rastro de originalidad, salvo por la mínima decoloración que sufren según su calibre mental y moral, según el temperamento que refleja su fraseo. Lo viejo y lo nuevo son la trama y urdimbre de cada momento. No hay una hebra que no sea la trenza de estos dos hilos. Por necesidad, por inclinación, por deleite, todos citamos. Estudios neurológicos han mostrado que la memoria, la imaginación y la conciencia misma son una trama, un telar, un pastiche. Si nos cortamos y pegamos a nosotros mismos, ¿no podríamos perdonarlo en nuestras obras de arte?

(Fragmento de Contra la originalidad, Jonathan Lethem, Tumbona Ediciones, 2008, título original, The ecstasy of influence: a plagiarism, editado en Harper´s Magazine, 2007)


"Nada hay más dañino para la memoria de un autor y la trascendencia de su obra que el estigma de la perfección. De la misma manera en que los héroes de la corrección política no acaban de producir una obra que valga el papel en que se imprime, los incorruptibles de la forma y la lengua apenas generan capítulos, líneas o personajes memorables. Los réprobos, en cambio, siguen renovando nuestro idioma y nuestra literatura. Lo hacen porque no tienen nada que perder ni esperan ya la salvación que les ganaría defender, respetar o siquiera conocer de punta a cabo la anquilosada premática de una lengua que nunca bastará por sí misma para expresar cuanto atormenta al hombre. De sus plumas surgen las obras imperecederas porque nunca las pretendieron perfectas, o porque en verdad hace falta genio para estimar el error en su justa medida y reconocer que todo intento por expresar con palabras el espíritu es afortunada e irremediablemente menor que el propio espíritu".
Ignacio Padilla.
Cervantes & compañía.
Marginales Tusquets. México, 2016.